EIIL: el origen del terror.

Lo que una vez fue la cuna de la civilización se está sumiendo en la barbarie. Este es el resultado de los juegos cínicos de los imperialistas que siempre han explotado las diferencias étnicas para favorecer sus propios intereses codiciosos. Este grupo militar fundamentalista se formó como una rama de Al Qaeda en Irak liderada por Abu Bakr al Baghdadi. Entonces se llamaba Estado Islámico de Irak (EII), ISI en inglés y no actuaba directamente en Siria.  A mediados de 2011 uno de sus miembros, Abu Mohamad Al-Golani, fundó el Frente Al-Nusra, que pasó a ser el principal actor yihadista en Siria, obteniendo en particular tanto el apoyo y respaldo militar, así como los recursos del EII.

Buscando mantener su influencia sobre el Frente Al-Nusra, en abril del año pasado, EII pasó a denominarse Estado Islámico de Irak y Levante (“Levante” es el nombre antiguo de los territorios sirios) y empezó a actuar también en este país. Hoy la milicia del Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL), en inglés ISIS, combate contra el ejército iraquí y así intenta controlar una región que se extiende desde la ciudad de Alepo en Siria hasta las ciudades de Faluya, Mosul, Tal Afar y  Bagdad en Irak.

Sin embargo, las diferencias ideológicas y estratégicas han enfrentado a ambos grupos. Es más, los métodos y las actividades violentas de EIIL, comparadas con las del Frente Al-Nusra, como los desmembramientos o las decapitaciones, resultaron demasiado radicales, no solamente para las milicias sirias, sino también para la propia Al Qaeda, pero lo que provoca la tensión es el respaldo de los sectores sunies. Un hecho marca el inicio del actual estado del conflicto en Irak, el pasado mes de febrero, el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, anunció que dejaba de apoyar a EIIL,  además, ordena el desmonte del Frente Al-Nusra y el mes pasado pidió a  toda esta milicia que dejara de actuar en Siria y volviera a Irak.

Se sabe entonces que el EIIL anunció públicamente sus áreas de operaciones y tomó el control de amplias zonas sin enfrentarse a demasiada resistencia, beneficiándose de los combatientes de Frente Al-Nusra que desertaron incorporándose a EIIL. Algunas estimaciones sugieren que alrededor del 65% de los elementos de Frente Al-Nusra rápidamente declararon su lealtad a EIIL.

Desde finales del 2012 varios medios mundiales informaron sobre el supuesto entrenamiento de rebeldes sirios en Jordania por especialistas de EE.UU., Reino Unido y Francia, pero las autoridades estadounidenses negaron dicha información en varias ocasiones. En particular, en marzo de 2013, la revista alemana “Ser Spiegel” informó del entrenamiento de alrededor de 1.200 combatientes para el Ejército Libre Sirio (ESL), aunque el periódico no logró confirmar si el entrenamiento fue realizado por el ejército estadounidense o por empresas privadas de este país.

La actual situación se salió de las manos de los propios estadounidenses y su farisea práctica de dominación del mundo, en donde no le importa realizar alianzas hasta con el mismo diablo con el fin de sacar sus proyectos de dominación adelante. Las milicias del EIIL que han desatado una nueva situación de guerra en Irak fueron entrenados por instructores estadounidenses en una base secreta en Jordania para ayudar a los insurgentes en Siria.

Según funcionarios de Jordania consultados bajo condición de anonimato, docenas de combatientes del EIIL, fueron entrenados desde el 2012 con el objetivo de ayudar a los insurgentes sirios que se oponían militarmente al gobierno del presidente Bashar al Assad. Los entrenadores no previeron que los militantes acabarían demostrando en Irak el conocimiento recibido y no les importaba si tenían vínculos con Al Qaeda. EIIL que opera en Irak y Siria controla 2.000 millones de dólares y se compone de 10.000 de combatientes, sus fondos provienen de los campos petroleros de Siria que el grupo viene controlando desde finales de 2012. Según informaciones de inteligencia obtenidas por militares iraquíes, antes de haberse apoderado de la ciudad de Mosul, a principios de junio, ya el EIIL contaba con 875 millones de dólares y ahora sus gigantescos recursos provienen de bancos y suministros militares capturados.

Según informaciones de inteligencia, los líderes de EIIL inicialmente fueron meticulosamente escogidos, en particular entre veteranos implicados en combates contra tropas estadounidenses durante la pasada década. Además, sus miembros fueron reclutados de otros países, mayormente de Siria, pero también de Europa y EE.UU.

En Irak, así como en Siria y Libia, a pesar que la ofensiva yihadista está alcanzando éxitos,  las masas no quieren realmente a las fuerzas fundamentalistas islámicas reaccionarias en el poder. Se han realizado en Irak y más específicamente en Bagdad y sus periferias, manifestaciones de apoyo al ejército iraquí por cuenta de varios sectores chiíes; más de 20.000 combatientes del Ejército del Mahdi, las milicias del clérigo han demostrado su compromiso de luchar hasta la muerte contra las milicias del EIIL.

La revolución árabe mostró el potencial de un levantamiento regional de los pueblos de esta región, En Turquía vimos movilización de masas del año pasado y, más recientemente, la protesta masiva por la muerte de los mineros en Soma. En Irán, el movimiento revolucionario nos dio un panorama de lo que está por venir en el futuro. Incluso en Arabia Saudita se siente el resurgir de una oposición de masas. Las  necesidades básicas de grandes sectores de masas en Irak, están siendo solventadas por el EIIL, quienes con salarios, comida y armas temporalmente solucionan las necesidades creadas por un país envuelto en crisis después de la guerra. Sobre la base de la falta de un movimiento independiente de los trabajadores para luchar contra los imperialistas y su sistema corrupto, es que la solución a la crisis en Irak, al igual que en Siria, se encuentra fuera de sus propias fronteras. Un movimiento revolucionario en los países vecinos, en el que la clase obrera tiene que jugar un papel decisivo, si puede cambiar la situación en Irak. Ha sido el fracaso total del capitalismo en ofrecer una solución a los problemas candentes de los trabajadores, lo que ha abierto espacio para que estos elementos ganen una base.

Definitivamente los únicos que pueden ofrecer una salida y ofrecer soluciones reales en Oriente Próximo y en Medio Oriente  son la clase obrera y sus aliados naturales. Las distintas burguesías nacionales  y sus califatos y monarquías de la región están podridas hasta la médula y deben ser derrocadas. El capitalismo y su crisis han afectado en Irak siendo la causa de su actual estancamiento y solamente con la eliminación definitiva de su podrido sistema de una vez por todas puede ser asegurada una existencia civilizada para el beneficio de la humanidad entera.

Texto de: José Semeco

Comments

comments

No Comments Yet

Comments are closed

%d bloggers like this: